UN BEBÉ NO SE ACOSTUMBRA A LOS BRAZOS, LOS NECESITA.

El mamífero humano nace inmaduro y necesita otros nueve meses para terminar su gestación. Hablamos de útero-gestación y extero-gestación. Esta última fase duraría hasta que el bebé fuera capaz de gatear, o sea moverse por sí solo. En realidad, “UN BEBÉ NO SE ACOSTUMBRA A LOS BRAZOS, LOS NECESITA”. Y eso por varias razones:

  1. SUPERVIVENCIA: El bebé humano, pequeño mamífero no puede desplazarse al nacer ni durante los primeros meses de su vida. De los brazos de su madre depende su supervivencia. Al contrario, los otros mamíferos son capaces de moverse y correr si hay algún peligro segundos después del nacimiento.
  2. SISTEMA INMUNOLÓGICO. El contacto con la madre y el padre permite al bebé recibir las bacterias y microbios necesarios al desarrollo de su sistema inmunológico.
  3. NUTRICIÓN. El contacto con la piel de su madre permite un buen arranque de la lactancia. Cuando una madre tiene a su bebé en sus brazos sus niveles de oxitocina, hormona indispensable para expulsar la leche, suben.

Estar contra el pecho de su madre ayuda al bebé a regular su temperatura y su respiración. Reduce la muerte súbita. También se ha asociado enfermedades como eczema, asma, alergias cutáneas, con una falta de contacto. Hemos visto resultados de mejoras increíbles con los prematuros gracias al contacto piel con piel con la mamá.

Mira los diferentes fulares y cargadores que tenemos para ti:

¡Oferta!

Cargadores y sus Accesorios

Cargador de Bebé – PhysioCarrier Gris

$499,000 $424,900
¡Oferta!

Cargadores y sus Accesorios

Cargador de Bebé – PhysioCarrier Negro

$499,000 $424,900
¡Oferta!
¡Oferta!
$49,900 $39,900
¡Oferta!
¡Oferta!
$499,000 $424,900
¡Oferta!
¡Oferta!
$159,000 $126,900
¡Oferta!
$49,900 $39,900
¡Oferta!
$159,000 $126,900

 

Es importante resaltar que los padres también necesitan tener a su bebé en brazos por las siguientes razones:

  1. Conectar con su bebé.
  2. Evitar llantos (lo cual causa estrés).
  3. Tener los brazos libres para seguir atendiendo asuntos personales, profesionales o de la vida cotidiana.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *